Info de Hoy

Noticias de hoy

Cerebelo
Ciencia y Tecnología

Cerebelo: descubren función desconocida

De acuerdo a un reciente estudio, científicos neurológicos descubrieron una función en el cerebelo, que hasta los momentos era desconocida. Este órgano que se encuentra en la parte posterior del cerebro, y es el encargado de recordar momentos en los que estuvimos en peligro y en los que prosperamos.

«Estos resultados indican que el cerebelo es un componente integral de una red responsable de la mejora del almacenamiento de la información emocional», afirmó el neurocientífico Dominique de Quervain, de la Universidad de Basilea (Suiza).

En este sentido, el hallazgo representa un conjunto de ventajas para mostrarnos cómo reparar los circuitos cuando algo va mal, “cuando los recuerdos no se almacenan correctamente o si tal vez se imprimen con demasiada claridad en nuestra mente”.

Cerebelo

Vale la pena mencionar, que los sensores de este tipo de emociones positivas o negativas que vivimos en un principio estaban atribuidas a las amígdalas y el hipocampo, sin embargo,  se logró determinar que el cerebelo también está involucrado en este proceso.

Análisis de las funciones del cerebelo

Para el estudio, los neurocientíficos analizaron 1.418 imágenes cerebrales de diferentes individuos captadas a través de resonancias magnéticas funcionales (IRMf), en las que los voluntarios del estudio observaron imágenes positivas, negativas y neutras, logrando determinar que el cerebelo estaba efectivamente implicado.

Asimismo, detallaron que luego de las pruebas, los involucrados recordaban mucho mejor las imágenes positivas y negativas que las neutras, lo que está directamente relacionado a la capacidad de almacenamiento cuando este órgano estaba más activo.

«Estos hallazgos amplían el conocimiento sobre el papel del cerebelo en los procesos cognitivos y emocionales complejos y pueden ser relevantes para la comprensión de los trastornos psiquiátricos con circuitos emocionales aberrantes, como el trastorno de estrés postraumático o el trastorno del espectro autista», finalizaron los investigadores.