Info de Hoy

Noticias de hoy

Ciencia y Tecnología

Ciberdelincuencia juvenil: cómo evitar este mal camino

La compañía global de seguridad digital, ESET, encargada de proteger a millones de usuarios y empresas en el mundo, ha lanzado una iniciativa en América Latina llamada Digipadres, la cual busca generar conciencia en relación a la ciberdelincuencia  juvenil que existe en Internet y que es necesaria para proteger a los pequeños de la casa.

ESET analiza cómo detectar las señales ante un comportamiento indebido, lo que conocemos como ciberdelincuencia, y qué hacer para acompañar a los menores en sus actividades en la web.

Los avances tecnológicos han permitido a niños y adolescentes contar con mayores herramientas y accesos a información, sin embargo, cuando hablamos de ciberdelincuencia en los jóvenes, no solo nos referimos a proteger a los más pequeños de los peligros online de los que pudiesen ser víctimas.

Ciberdelincuencia

He aquí cuando entra la interrogante de ESET, «¿pero qué pasa cuando el niño es el que resulta ser el “malo”?» La compañía líder en detección proactiva de amenazas tiene como objetivo acompañar a padres y docentes en el cuidado de los niños en red, analizan este fenómeno y acercan consejos para los más pequeños en estos casos.

De acuerdo a los especialistas, la ciberdelincuencia juvenil se presenta comúnmente a una edad temprana de los niños, en donde realizan actividades de “sombrero negro”, las cuales son ilegales, en comparación con las de “sombrero blanco”, conocidas como “hacking ético”.

“La buena noticia es que, incluso si se sospecha que un menor puede estar utilizando sus habilidades tecnológicas con fines maliciosos, no es demasiado tarde para guiarlo hacia el camino correcto. Son muchas las vías legítimas para canalizar sus conocimientos cibernéticos y, en última instancia, ayudarlo a iniciar una carrera en ciberseguridad.”, explicó el jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica, Camilo Gutiérrez Amaya.

Los hackers de edad escolar cada día van en aumento, y las herramientas y técnicas para cometer delitos cibernéticos se abaratan y son más accesibles. Tal es el caso de Betsy Davies de tan solo siete años, quien demostró cómo hackear la computadora portátil de un desconocido a través de una red Wi-Fi pública no segura en solo 10 minutos.

De acuerdo a la Agencia Nacional del Crimen (NCA) del Reino Unido, hay un aumento del 107% en los informes policiales de 2019 a 2020 de estudiantes que desplegaron ataques de DDoS (Ataque distribuido de denegación de servicio).

Las autoridades destacan que la edad media de los miembros que ejecutan ciberdelincuencia juvenil es de 15 años, y un reciente informe de la NCA reveló que se descubrieron niños de tan solo nueve años lanzando ataques de DDoS, aunque no se limitan a este tipo de ataque.

Señales de ciberdelincuencia juvenil

La ESET sugiere que es importante estar alerta ante cualquier cambio en el comportamiento de los jóvenes. A continuación detallamos algunos rasgos claves asociados a esta práctica:

  • Bajo autocontrol.
  • Relacionarse con pares; es decir, conocer a otros menores que también hackean.
  • Tiempo dedicado a ver la televisión o a jugar con la computadora.
  • Oportunidad; es decir, tener su propia computadora en una habitación privada, con una mínima supervisión de los padres.
  • Acceso a un teléfono móvil desde una edad temprana.
  • Participación en la piratería digital.

“También hay algunos indicios de ciberdelincuencia, cuando la actividad online de un niño o niña puede haberse descontrolado. Por ejemplo, puede hacer alusión a asuntos privados de los que no debería tener conocimiento, lo que da la pauta de que estuvo leyendo correos electrónicos y mensajes personales de terceros; o puede hacer un esfuerzo extremo para proteger su propia privacidad, negándose a compartir sus inicios de sesión”, agregó Gutiérrez Amaya.

En este sentido, recomiendan la implementación de un software de control parental en los dispositivos para detectar las primeras señales de advertencia del hacking juvenil, como los intentos de acceder a sitios específicos de ciberdelincuencia, foros de hacking y otras zonas turbias de Internet.

Sin embargo, los profesionales en la materia aseguraron que si el joven alcanzó un nivel elevado de conocimientos tecnológicos, es probable que puedan ser capaces de ocultar cualquier actividad de este tipo.

Desde ESET sugieren la búsqueda de alternativas positiva para sus habilidades. Programas de ciberseguridad para estudiantes en edad escolar con el fin de poner a prueba, perfeccionar y desarrollar sus habilidades.

“Como adultos debemos ser conscientes de que nuestras reacciones, palabras y formas van modelando la de los niñas, niños y adolescentes. Nuestra intervención es necesaria, cada vez que veamos, escuchemos o tomemos contacto con una situación o una acción inapropiada, o que se esté realizando un desbalance en nuestra comunicación. De esta manera, estaremos gestionando el sistema de atención que luego veremos aprendido por niños, niñas y adolescentes, sirviendo así de STOP para cualquier comportamiento desajustado y que pueda generar un mal a otra persona, o a ellos mismos”, comentó Javier Lombardi, Mentor Educativo de Argentina Cibersegura.

Para mayor información sobre ciberdelincuencia, visita la página oficial Digipadres, una iniciativa impulsada por Safer Kids Online de ESET, que busca acompañar padres y docentes en el cuidado de los niños en Internet.