Info de Hoy

Noticias de hoy

Esporas
Ciencia y Tecnología

Las esporas pueden volver a la vida según el ambiente

De acuerdo a un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de California, en San Diego, Estados Unidos (EEUU), revelaron que las esporas, cierto tipo de bacterias, luego de haber muerto, tiene la capacidad de decidir cuándo es seguro “resucitar” si el entorno es amigable para ellas.

El descubrimiento abre las puertas a una nueva “comprensión sobre cómo la vida podría sobrevivir en estados extremos, tanto aquí en la Tierra como en otros planetas”, destacan los investigadores.

En este sentido, los científicos explicaron que “frente a condiciones de inanición y estrés, algunas bacterias entran en un estado latente, en el cual se detienen los procesos vitales. A través de este letargo profundo, estas células llamadas esporas resisten situaciones extremas de calor, presión e incluso las duras condiciones del espacio exterior”.

A lo que añadieron, que cuando regresan las condiciones favorables, estas bacterias que pudieron estar inactivas por un largo rato, “logran despertarse en minutos y volver a la vida”.

Las esporas mueren, pero se mantienen vivas

Vale la pena mencionar, que una vez las esporas mueren, solo necesitan rehidratarse para despertar su metabolismo y fisiología habitual. Siendo este el aspecto principal que llamó la atención de los científicos estadounidenses.

Esporas

Por lo que detallaron que las mismas pueden liberar su energía electroquímica potencial almacenada, para realizar un cálculo sobre su entorno sin necesidad de reactivar la actividad metabólica.

Es de resaltar, que los especialistas indicaron que las esporas “procesan la información similar a las neuronas en el cerebro humano. Tanto las bacterias como las neuronas acumulan entradas pequeñas y breves de información con el tiempo, para determinar si se alcanza un umbral específico”.

“Al llegar a este umbral, las esporas inician su regreso a la vida, mientras que las neuronas disparan un potencial de acción para comunicarse con otras neuronas y crear sinapsis o redes neuronales”, finalizaron.