Info de Hoy

Noticias de hoy

sanciones
Finanzas

Sanciones contra Rusia deja a más de 60.000 desempleados

sanciones
Sanciones contra Rusia genera cese de empresas extranjeras dejando sin empleo a miles de rusos

Las sanciones impuestas por Occidente a Rusia por la guerra en Ucrania han provocado que alrededor de 59.000 rusos perdieran su trabajo durante el mes de marzo, dio a conocer este jueves la viceministra de Trabajo y Protección Social, Elena Mujtiárova.

“Es un 10 % más que antes del 1 de marzo”, afirmó al citar datos ofrecidos por los empleadores del país euroasiático.

Seguidamente, precisó: “cerca de 14.000 empleados están de vacaciones sin salario. Este indicador no ha variado desde principios de marzo”, añadió Mujtiárova, en reseña de la agencia rusa Interfax.

Sin embargo, detalló que el Ministerio “no dispone de información sobre despidos masivos, que deben ser notificados con antelación por las entidades”.

Casi 95.000 empleados rusos se encuentran sin trabajar, lo que significa que 2,5 veces más que las cifras del 1 de marzo, pero no supera el pico de la pandemia, manifestó la Viceministra Rusa.

Mujtiárova afirmó: “en las actuales condiciones de creciente presión exterior económica, el Ministerio del Trabajo monitorea constantemente el mercado laboral”.

“Y ahora vemos con claridad que la mayoría de los empresarios están a la espera”, dijo.

Agregó que la presión de las sanciones obliga cada vez más a un número mayor de empresas a reestructurar su trabajo, pero “la aplastante mayoría de las organizaciones tiene la intención de conservar sus colectivos laborales”.

Por su parte, en declaraciones recientes  la vicepresidenta del Consejo de la Federación ruso (Senado), Galina Karelova, explicó que unas 100.000 personas han dejado de trabajar en el país después de que numerosas empresas anunciaran el cese de su actividad en Rusia.

“El mayor número (de personas que han dejado de trabajar temporalmente) se observa en Moscú, Samara, Kaluga y San Petersburgo”, sentenció la senadora.

Asimismo, puntualizó que el gobierno ruso está adoptando nuevas medidas a los ciudadanos en situación vulnerable, lo cual estima beneficiará más de 600.000 personas.

En consonancia, el viceprimer ministro ruso, Alexandr Novak, anunció que las autoridades “elaboran medidas para conservar las empresas, cuyos dueños extranjeros decidieron cerrarlas”, al aseverar que “los propietarios tendrán la opción de reanudar el trabajo o de vender su parte”.

La semana del 13 al 19 de marzo alrededor de 300 empresas extranjeras cesaron sus actividades en Moscú, como consecuencia directa de las sanciones occidentales contra Rusia.