Info de Hoy

Noticias de hoy

EEUU
Internacionales

EEUU envía a Ucrania US$ 800 millones en armas

Este jueves, el presidente de Estados Unidos (EEUU), Joe Biden, anunció que fue enviado a Ucrania un nuevo paquete de ayuda militar valorado en US$ 800 millones, el cual incluye artillería pesada, 144.000 proyectiles y vehículos no tripulados.

«Hoy estoy anunciando US$ 800 millones con el fin de aumentar aún más la capacidad de Ucrania para luchar en el este, en la región de Donbass», declaró ante la prensa. De igual forma, destacó que «es muy claro para todo el mundo en estos momentos. Ahora, Rusia ha lanzado y reenfocado su campaña para apoderarse de un nuevo territorio en el este de Ucrania, y ahora estamos en una cuenta atrás en la que van a preparar el escenario para la siguiente fase de esta guerra«.

El mandatario estadounidense explicó que el apoyo económico que Washington ha brindado a Kiev a lo largo de los últimos dos meses asciende ya a mil millones de dólares.

Asimismo, detalló el tipo de armamento que EEUU ha suministrado en este período de tiempo a una «velocidad récord«. «Hemos enviado miles de helicópteros antiblindaje y antimisiles, drones, lanzagranadas, ametralladoras, rifles, sistemas de radar», agregando que a Kiev «ya se han enviado más de 50 millones de proyectiles«.

«Este paquete enviado por EEUU incluye armas de artillería pesada, decenas de obuses y 144.000 proyectiles para esos obuses«, «También incluye más drones tácticos«. E instó a acelerar ese paquete de asistencia para Ucrania con el objetivo de hacer frente la ofensiva de Rusia.

En materia económica, Biden afirmó que planea destinar US$ 500 millones para asistencia económica directa al Gobierno ucraniano, «para estabilizar su economía, apoyar a las comunidades que han sido devastadas por el ataque ruso y pagar a los valientes trabajadores que continúan brindando servicios esenciales al pueblo de Ucrania«.

Por último, dijo que desde el día de hoy tienen prohibido la entrada a los puestos de EEUU los barcos vinculados a Rusia. «Esto significa que a ningún barco que navegue bajo bandera rusa o que pertenezca o sea operado por una entidad rusa se le permitirá atracar en un puerto estadounidense o acceder a nuestras costas«.